divendres, 17 d’abril de 2015

Recomanacions per a Sant Jordi (III)




El insólito peregrinaje de Harold Fry, Rachel Joyce (Salamandra / La Magrana, 2012)

Según las estadísticas, leo bastante más que la media española. Por supuesto, ahora que tengo niños, leo bastante menos de lo que solía leer. Aún así, adoro la lectura y disfruto enormemente cuando puedo disponer de algunos ratos para sumergirme en un libro. Cuando el libro, además, resulta placentero, la felicidad es completa.

Fue este el caso cuando me regalé El insólito peregrinaje de Harold Fry. La portada, con un par de mocasines desgastados y viejos, me llamó la atención desde la pila de libros y, sin más, lo cogí, lo compré y lo leí. Narra la historia de Harold Fry, un hombre de unos 65 años, recién jubilado, que vive en el sur de Inglaterra. Un día recibe una carta de una mujer que había sido amiga y compañera de trabajo y a la que no ve desde hace 20 años. Su amiga le cuenta que está muriendo y le escribe para despedirse y agradecerle el haber sido amable con ella tiempo atrás. Impresionado, Fry se lo cuenta a su esposa y decide escribir una carta de respuesta. Sale de casa con la carta y se dirige al buzón. Pero en los pocos pasos que separan la puerta de casa del buzón, reflexiona sobre la carta y sobre sus palabras. Decide ir un poco más lejos, al siguiente buzón. Y de repente se da cuenta de que lleva muchas manzanas caminadas porque una mera carta no es suficiente. Las palabras no lo dicen todo. Y así comienza su insólito peregrinaje al que hace referencia el título.

Lo que sigue es una novela hermosa, llena de vida, de muerte, de amor, de reflexión, de espiritualidad. Invita a caminar, a pensar, a recordar, a vivir. Y permanece en la memoria durante mucho tiempo. Tres años después, yo todavía lo recomiendo como uno de mis libros preferidos. Es brillante, disfrutable, inteligente. Un libro para tener y para regalar. 

Veronica Fajardo

1 comentari:

  1. Quina bona pinta Vero! Me l'apunto per tenir en compte demà. Mil gràcies!

    ResponElimina